RESERVA POR TELÉFONO
5229 1920 y 01800 7139 291
BAHAMAS
Un destino de película.
Texto y Fotos: Sergi Reboredo

Aguas cristalinas de un azul turquesa salpicadas por una constelación de más de 700 islas verdes y playas de arena fina, extendiéndose bajo el sol del trópico. Sus evocadores paisajes han servido de decorado a numerosas películas archiconocidas, y sin duda, con mucho sabor a paraíso.
"Somos viajeros cazadores de historias,
coleccionistas de momentos"
GRAND BAHAMA, ESENCIA DE NATURALEZA

Siguiendo la especie de arco que forma el archipiélago de Abaco, el avión me deja en Freeport, la capital de Grand Bahama. En muy poco tiempo este lugar se ha convertido en el segundo más turístico de Bahamas. Se encuentra a tan solo 80 kilómetros de Miami y varios transbordadores van y vienen haciéndola muy asequible para los estadounidenses, siendo además un 30% más barato que el resto de islas. Por otro lado, la isla ofrece diversión garantizada para gustos muy variopintos: playas inacabables de arena blanca, compras libres de impuestos, varios campos de golf, casinos, hoteles tipo “todo incluido”, restaurantes y sobretodo cuatro parques naturales considerados como los mejores de las Bahamas.

Mi intención es conocer la isla en profundidad, concretamente la parte más cercana a la naturaleza. Sam me recoge del hotel a primera hora de la mañana. Trabaja para Kayak Nature Tours y es una de las personas que mejor conoce la isla. Enseguida llegamos al Parque Nacional Lucayan, donde descargamos los kayaks del remolque. Nos acompañan en la excursión varios turistas americanos a los que Sam enseña pacientemente como dominar la embarcación. Las barcas se deslizan lentamente entre los manglares hasta llegar a un punto donde seguimos a pie. Las 16 hectáreas de este parque cuentan con el sistema de cavernas submarinas más grande conocido a nivel mundial, además de sus abismales “blue holes”.

"El Parque Nacional Lucayan cuenta con el sistema de cavernas submarinas más grande a nivel mundial "

Al día siguiente decido hacer una visita al centro UNEXSO para poder nadar y bucear junto a los delfines. Pedro Baranda, un mexicano afincado en estas islas desde hace varios años, experto en la materia, me explica como es la vida de un preparador de entrenadores de delfines. Hablamos largo y tendido sobre estos mamíferos hasta que llega la hora de mi baño con Cocoon, el delfín protagonista de la película que lleva su nombre. Había visto como pequeños y grandes disfrutaban del contacto interactivo con estos animales, y no era para menos, creo que fue una de las experiencias más gratificantes de todo el viaje a Bahamas.

Antes de partir, y mientras doy el último paseo por el puerto de Nassau, ya con la noche a cuestas, el recuerdo hace por sí solo una recopilación de todo el viaje. Y las escenas me vienen a la cabeza como a cámara lenta, flashes de paz y armonía que deseo guardar para siempre en un rincón de mi mente.

VISITA BAHAMAS
TE AYUDAMOS A
PLANEAR TU VIAJE