RESERVA POR TELÉFONO
5229 1920 y 01800 7139 291
FORMENTERA
El último paraíso mediterráneo.
Texto y Fotos: Sergi Reboredo
 
Formentera es una isla anclada en el tiempo, un refugio como pocos de paz y harmonía, en el que además se puede comer bien, disfrutar del entorno y gozar de las mejores playas de toda Europa.
 
 

Llego al puerto de La Savina en poco más de media hora de trayecto desde Ibiza y con la comodidad de hacerlo acompañado de mi coche en un ferry de la compañía Trasmapi. Quizás este sea uno de los cambios más significativos que se ha producido en la isla en los últimos 40 años. No hace tanto, la única manera que existía de llegar a la isla, era haciendo a través del falucho de madera la “Joven Dolores”. La embarcación ha quedado en el imaginario colectivo de ibicencos, formenterenses y de todos los turistas que llegaron a la isla en busca de la meca mediterránea hippy allá en los años 60. En la actualidad, los barcos siguen siendo la única alternativa para salvar las doce millas náuticas que la separan de Ibiza. Del movimiento hippy, se ha pasado al momento yoga-feng shui, aunque todavía es posible encontrar algunas reminiscencias, como la Fonda Pepe de Sant Ferran, un punto de encuentro obligado antaño en el que la decoración interior no ha cambiado demasiado y en la que todavía se deja caer algún melenudo despistado.

El molino de La Mola, que había sido comuna hippy, está totalmente remodelado y se ha abierto al público. No muy lejos, en el cercano mercadillo del Pilar de La Mola, el tiempo todavía parece anclado, y los artesanos continúan vendiendo sus creaciones personales mientras la música en directo de algún guitarrista local ameniza la concurrencia. El feng shui, la paz y la harmonía quedan diluidos en el mes de agosto, cuando hordas de turistas italianos invaden a tropel las islas Pitiusas, por lo que os recomiendo visitarla en cualquier otro mes.

SAN FRANCESC XAVIER

El núcleo poblacional más grande de la isla es Sant Francesc Xavier. Durante el día es uno de los lugares más visitados debido a su gran cantidad de comercios y bares, y sobretodo el paseo, donde se encuentran numerosos tenderetes hippies que atraen a los turistas con multitud de objetos relacionados con Formentera. Los martes y sábados, se monta un mercadillo de segunda mano donde la ropa se coloca colgada de los árboles. En la misma plaza, se ubica la tienda Costa, caracterizada por el estilo casual que llevan los isleños con diseños exclusivos. El Café Matinal tiene una de las terrazas interiores más acogedoras del lugar. Te aconsejo probar el yogur casero con mermelada. Los jueves por noche la plaza muta en el conocido cine a la fresca, en el que se proyectan películas internacionales de calado independiente.

ESTANY PUDENT.

Esta laguna tiene una extensión de 3,5 kilómetros. Un camino rural recorre su perímetro desde el Port de La Savina hasta Es Pujols. Además de ser un lugar perfecto para practicar el running o hacer una excusión en bicicleta, es el lugar perfecto para los amantes de la fotografía de naturaleza y sobretodo para los amantes de la fotografía ornitológica. Si las aves se resisten, el lugar también es perfecto para unas magnificas puestas del sol al atardecer o al amanecer. También es un lugar ideal para observar la lagartija pitusa, todo un icono de la isla. Están por doquier. Austeras, frágiles, preciosas, las lagartijas materializan el paradigma de Formentera. Nacieron con ella y siguen ahí, en las dunas o atravesando con temeridad las carreteras.

La lagartija pitusa es todo un icono de la isla.
FARO DE BARBARIA

Además del Faro de La Mola, del que hemos hablado al principio y que os recomiendo visitarlo por la mañana ya que por la tarde está demasiado concurrido, la isla cuenta con otro faro, el faro de Barbaria. Muchos lo recordareis por la famosa escena de la película de Julio Médem “Lucia y el sexo”. Es el lugar por excelencia para disfrutar de una buena puesta de sol. Se llega a él tras una larga recta en la que el faro queda justo en medio y sirve de fondo para sacar buenas fotos de alguna vespa acercándose o alejándose de él. A cinco minutos caminando se encuentra la Torre des Garroveret. Es interesante visitarla. Los acantilados cercanos son ideales para meditar y abstraerse de la realidad.

LAS MEJORES PLAYAS

Una de las razones principales para muchos de los que visitan la isla son sus playas, que nada tienen que envidiar a las del caribe. Las hay para todos los gustos, desde solitarias y rocosas en las que practicar el nudismo hasta largos arenales de ensueño.

Si cuando estás en la playa odias estar tumbado al sol como los lagartos, te aconsejo Es Truncadors, una larga lengua de arena que se estrecha de sur a norte y en la que, en su cara este se encuentra la playa de Levante, en la oeste, hacia el sur, la de Es Cavall d'en Borrás y, a continuación, la playa de Illetes. Ésta es, sin duda, la más visitada por los turistas, por su blanca y fina arena, así como sus tranquilas aguas de color turquesa. Cerca del extremo norte se encuentra "la Riada". Es un espacio singular construido por el alemán Johannes Schultz con piedras y materiales abandonados en la costa. Comenzó la creación en 1992, y cada año lo ha ido renovando y restaurando, creando un espacio de formas sugerentes e imaginativas. Te aconsejo visitar estas playas por la tarde, que es cuando menos gente hay. Además de magnificas puestas de sol, estas construcciones al más puro estilo zen dan mucho juego dan mucho juego a los amantes de la fotografía.

Migjorn es el otro gran arenal de la isla, cinco kilómetros de playa que abarca prácticamente todo el sur de Formentera. No es difícil encontrar rincones solitarios donde poder disfrutar del sol y el baño. De hecho, esta es una de las playas más frecuentadas por los habitantes de la isla y numerosas familias. A continuación de Migjorn, protegida por una zona rocosa y escarpada, se esconde uno de los rincones más cautivadores de Formentera, Caló des Mort. Su belleza radica en las casetas varadero que alberga y en la montaña que la protege. Tampoco nos podemos olvidar de Cala Saona, un rincón muy familiar, de aguas poco profundas, o la zona litoral de Tramuntana, un tipo de costa rocosa baja que se puede recorrer, siempre con el calzado adecuado, en busca de pequeñas calas de arena.

TURISMO ACTIVO.

Son muchas las actividades que se organizan con el mar como telón de fondo. La Semana de Fotografía Submarina (puede encontrar más información en la página web www.vellmari.com), es la cita ineludible para los aficionados a la fotografía y el submarinismo, y en algunas ocasiones ha contado con la presencia de Pierre-Yves Costeau, hijo de Jacques Costeau.

Sin salir del agua, os recomiendo una salida en kayak. Para los más duchos en el tema se puede dar la vuelta a la isla, para el resto de mortales hay muchas travesías cortas y fáciles que salen desde el Centro Náutico en La Savina y desde Es Pujols. Son un total de seis rutas, con recorridos que pueden realizarse en media jornada.

Otra opción es el senderismo y cicloturimo a través de varias rutas verdes. En bici o a pie, una manera activa y ecológica de descubrir la isla a través de 12 itinerarios rurales con los que cuenta. Entre ellos, la Ruta del Estany Pudent es un precioso recorrido por la conocida “laguna de los flamencos” -de tres kilómetros cuadrados- que conforma uno de los paisajes más atractivos de la isla. Por último, entre abril y mayo se organiza Formentera Fotográfica, un festival de fotografía con master class y talleres prácticos impartido por fotógrafos de primer nivel. ¡No puedes perdértelo!

COMO LLEGAR

Formentera no dispone de aeropuerto, por lo que si vienes en avión la mejor opción es Ibiza y luego, en media de ferry de la compañía Transmapi, te plantas en el puerto de La Savina. Desde Valencia y Barcelona puedes llegar en barco con Transmediterranea embarcando tu propio coche.

DONDE DORMIR

Gecko Beach Club. Sant Francesc. Tlf. +971 328 024. www.geckobeachclub.com. Ideal para los que quieran darse el capricho de disfrutar de uno de los mejores y más bellos hoteles boutique de Formentera. Exquisita gastronomía, y a pie de playa. Habitaciones con precios desde 195 euros en temporada baja y hasta 845 euros la suite en temporada alta.
Es marès Hotel @ Spa. Sant Francesc. Tlf. +971 323 216. www.hotelesmares.com. Sin duda otra buena elección, que cuenta con tratamientos exclusivos de wellness. Elegancia, lujo y diseño al más puro estilo tradicional de la isla. Habitaciones con precios desde 190 euros en temporada baja y hasta 590 euros la junior suite en temporada alta.

DONDE COMER

Vogamari. Crta de la Mola Km 9,5 Playa de Migjorn. Tlf. +971 329 053. www.vogamari.es. Es un restaurante de estilo libre y comprometido con la cocina de fusión pero sin renunciar a la tradición culinaria de Formentera. Toni Mayans, conocido chef de Formentera, refundó el restaurante en 2010, lo rebautizó como Vogamari y lo convirtió en lo que es hoy, un proyecto singular y lleno de pasión. Buenísimos pescados y arroces.

MÁS INFORMACIÓN

Web oficial de la Oficina de Turismo de Formentera www.formentera.es

 
 
"Somos viajeros cazadores de historias, coleccionistas de momentos"
 
 
POLINESIA FRANCESA
TE AYUDAMOS A
PLANEAR TU VIAJE