HELSINKI
De Saunas por Helsinki.
Texto y Fotos: Sergi Reboredo
 
Además de los encantos que alberga la ciudad más joven de Europa, como pueden ser la fortaleza de Suomenlinna o la catedral de Uspenski, entre otros muchos, o haber sido elegida la ciudad Mundial del diseño, Helsinki ostenta el eslogan de ser la meca de la sauna, un verdadero aliciente para el turismo wellness.
 
 

FINLANDIA

Hasta hace poco era el lugar predilecto por algunas mujeres para parir, los cadáveres eran purificados en su interior e incluso entre 1999 y 2010 llegó a celebrarse un mundial de resistencia en sauna con temperaturas de 110ºC. Nadie sabe a ciencia cierta quien invento la sauna, pero lo que si se sabe es el porque se inventó. Tomar un baño en el gélido inverno finlandés, en el cual las temperaturas bajan habitualmente de los -15ºC podía llegar a convertirse en un acto de valentía. Entonces, a alguien se le ocurrió la genial idea de combinar los recursos naturales que en esos momentos estaban disponibles, la madera y las piedras para fabricar un placentero baño de vapor.

"En Finlandia hay 5,1 millones de habitantes y 1,7 millones de saunas, una por cada tres personas."

“Sauna” es la palabra finlandesa internacionalmente más difundida, aunque según los finlandeses no siempre ha conservado su significado original al ser adoptada por otras lenguas. La expresión “tomar una sauna” no significa sólo entrar en el recinto caldeado sino todo un rito compuesto por varios lapsos de transpiración al calor de la estufa y del vapor del agua que se arroja sobre las piedras. Este vapor (löyly) es justamente el espíritu de la sauna. Aunque si hablamos del espíritu de la sauna, o mejor dicho el trasfondo que representa una sauna actualmente en la sociedad actual es mucho más que todo eso. Para un finlandés tomar una sauna representa compartir, es un acto social en el cual la familia o los amigos se reúnen durante un rato al día y charlan sobre los problemas e inquietudes distendida y relajadamente.


DE SAUNAS POR HELSINKI.

En un principio las saunas estaban ubicadas en el exterior de las casas en habitáculos independientes. Eran cabañas de troncos que se calentaban por dentro mediante fuego y humo (sauna de humo). A principios del siglo pasado, gracias a la producción en serie de las estufas, las saunas comienzan a integrarse en el interior de las viviendas en una habitación más de la casa, o se integran en zonas comunes de los edificios para ser compartidas por todos los vecinos.

Saunas en los hoteles. Este tipo de saunas llamadas secas, instaladas en habitaciones o cabinas forradas de madera, que funcionan en mediante una estufa cubierta de piedras a la cual se le va echando agua para que ésta posteriormente se convierta en vapor es la más habitual hoy en día en casi todos los hoteles de la ciudad.

En algunos hoteles como el Hotel Katajanokka (www.bwkatajanokka.fi) por ejemplo, los huéspedes pueden hacer uso de la sauna gratuitamente los fines de semana de 8:30 a 9:30, o bien alquilarla pagando 20 euros por dos horas. La normativa de cada hotel respecto al uso y precio es diferente, pero lo que está claro es que en casi todos los hoteles de la ciudad independientemente de la categoría hay instalada una sauna.

Saunas públicas. En pasado muy lejano había mas de 100 saunas repartidas por toda la ciudad, una casi en cada esquina. Poco a poco fueron cerrando y desapareciendo quedando unas cuantas que han sobrevivido al paso del tiempo. Las reglas en casi todas son las mismas: nada de ropa y separadas por sexo. La sauna Kotiharjun, ubicada en el barrio de Kallio, con 72 añós de antiguedad, es de las pocas saunas públicas de madera que quedan en Helsinki. Los hombres y mujeres están separados y los sábados es posible que nos encontremos incluso alguna despedida de solteros. En el histórico Yrjonkatu, que funciona desde 1928, combinan algunos espacios para la sauna con una gran piscina cubierta. En ella, desde el año 2001 está prohibido bañarse con bañador. Hay que tener en cuenta que la natación nudista es muy popular en Finlandia. Los horarios de funcionamiento son en días alternos para hombres y mujeres.

Clubs de sauna. Cada vez más, la genta se agrupa en clubs selectos de socios en los que comparten buenos ratos y también los gastos. Marina café en el Katajanokka Guest Harbour, es uno de los clubs privados en los que la gente disfruta de la sauna junto al Golfo de Finlandia. Al norte de Helsinki, junto al lago Vanhankaupunginselkä, cercano a la población de Oulunkylä Aggelby se encuentra la Sauna privada Pikkukoski. Los socios pagan una cuota de 75,60 euros para asociarse y después otros 30 euros por temporada, además de los 10 euros por el depósito de la llave. Esta abierta tanto en verano como en invierno.

Cosy Sauna. Algunas familias en Helsinki organizan para los visitantes encuentros en los que enseñan la ciudad y además ofrecen la posibilidad de acabar la tarde en sus casas degustando un aperitivo y tomando una sauna familiar en su propia casa. En su página web, www.cosyfinland.com explican toda la información de esta novedosa experiencia en la que seguro se acaban aprendiendo muchas cosas sobre el estilo de vida finlandés.


DE VISITA POR LA CIUDAD.

"La isla de Soumenlinna es otro de los atractivos destacados de la ciudad. Suomenlinna (en finés), o Sveaborg (en sueco)."

Es una fortaleza construida sobre seis islas. Forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Su nombre original fue Sveaborg (castillo sueco), los finlandeses lo cambiaron por Suomenlinna (castillo finlandés) por razones patrióticas, aunque tanto los suecos como los finlandeses de lengua sueca lo siguen conociendo por su nombre original. Los inicios de su construcción se remontan a la década de 1700, cuando Finlandia era aún parte del Reino de Suecia. Los cañones, que aún miran hacia el Oeste en las murallas de Kustaanmiekka, son un vestigio del periodo de dominación rusa en el siglo XIX.

Seurasaari, es conocida también como la isla de las ardillas. Se llega allí después de un recorrido de media de autobús (es el final de la línea 24). Está situada a las afueras y cuenta con senderos rodeados de bosque y pequeños lagos. Además, cuenta con un gran museo al aire libre con típicas casas finlandesas de todo el país. De camino de vuelta, con el mismo autobús 24, se puede parar junto al Sibelius Monument. Está situado en el Parque Jean Sibelius y debe su nombre al monumento construido allí en honor a dicho compositor. Johan Julius Christian Sibelius fue un compositor finlandés de música sinfónica del siglo XX. El núcleo de su música es la colección de siete sinfonías, continúan siendo populares, y son a menudo incluidas en los programas y conciertos del país y del extranjero. Fue uno de los símbolos culturales de Finlandia, como base de su espíritu nacionalista. El monumento es realmente moderno, representado por unos tubos de distintos tamaños, parecidos a los de un gran órgano. Junto a este monumento hay un gran parque y también se sitúa el Café Regatta. Un lugar estupendo en el que probar deliciosos pasteles locales.

Töölönlahti es un lugar perfecto para practicar algo de deporte, ir en bici o pasear. Situado en el extremo norte de la ciudad, tiene forma de lago, aunque en realidad es simplemente una entrada de agua del Mar Báltico.

La Catedral de Helsinki fue diseñada por el arquitecto favorito del zar de Rusia, Carl Ludvig Engel, como parte de la reconstrucción de Helsinki en el siglo 19 después de un incendio ocasionado por haber sido anexada por la fuerza a los rusos y que destruyó gran parte de la ciudad. El edificio se comenzó a construir en 1830 y se terminó después de la muerte de Engel en 1852. La Catedral Uspenski se alza sobre una colina en la península Katajanokka que se levanta sobre la ciudad. En la parte posterior de la catedral, se conserva una placa conmemorativa del zar Alejandro II, que era el Gran Duque de Finlandia durante la erección del edificio.

"La Catedral Uspenski, es el principal templo de la Iglesia Ortodoxa de Finlandia en la diócesis de Helsinki."

Se considera como la iglesia ortodoxa más grande de Europa Occidental. La capilla del silencio inaugurada recientemente en Helsinki es un espacio laico pagado por la asociación de las iglesias luteranas de la ciudad. No hay curas, quienes escuchan a quien tiene necesidad de hablar son trabajadores sociales. El encargo lo dejaba claro. Se trataba de recuperar una idea religiosa para mejorarla: escuchar sin juzgar.

Para terminar el recorrido, las puestas de sol desde la colina de Kaivopuisto pueden resultar inolvidables. Por si sabe a poco, otros lugares que pueden ser interesantes de visitar son: El centro científico Heureka de Vantaa, el Museo de Kiasma que cuenta con algunas exposiciones interactivas, el Museo de Historia Natural, el Museo del Deporte Finlandes, las playas de Soumenlinna y Hietaniemi en verano, así como la pista de patinaje sobre hielo en Jääpuisto en invierno, el Acuarium, y por último el Jardín Botánico Kaisaniemi (a cinco minutos de la ciudad, abierto todo el año, y que cuenta con más de 2800 plantas de diferentes procedencias, cultivadas al aire libre, clasificadas por clima, grupo y tamaño.)


BENEFICIOS DE UN SAUNA.

¿Por qué los finlandeses toman su sauna?
Porque es una antigua tradición y están acostumbrados desde niños.

"La sauna limpia y brinda salud, paz espiritual, vivencias y muchos otros placeres."

Limpieza: Antiguamente la sauna ofrecía la posibilidad de una limpieza profunda por lo menos una vez a la semana. Actualmente los modernos sanitarios de las viviendas reemplazan a la sauna en esta su función elemental, pero ésta se sigue considerando un elemento imprescindible de las casas. Una buena transpiración en la sauna, seguida de un enjuague, limpia la piel mucho mejor de lo que se supone. "Limpieza de toxinas de los poros y glándulas sudoríparas."

Salud: El viejo refrán finlandés «si no se cura con sauna, aguardiente y alquitrán, el mal es mortal» no significa en absoluto que estos tres eficaces “remedios” deban administrarse al mismo tiempo. La gente acude a la sauna cuando siente necesidad de devolver a su estado normal un cuerpo cansado o unos músculos doloridos por el duro trabajo. También es saludable parala Distensión Nerviosa. Relajación. Dilatación ramificaciones respiratorias. Oxigenación. Vaso dilatación periférica. Estimulación de la circulación sanguínea en extremidades. Elevación de la frecuencia cardiaca. Estimula el sistema circulatorio. "Mejora de la elasticidad del tejido muscular y articulaciones óseas."

Paz espiritual: F. E. Sillanpää, el finlandés que consiguió el premio Nobel de literatura en 1939, contaba que después de un largo período de producción había vuelto, fatigado y abatido, a descansar con sus padres en su casa natal. La misma noche de su llegada, en la cálida y silenciosa penumbra de la sauna, sintió que iban esfumándose poco a poco su angustia y su depresión. Después del baño, recuperado el sosiego y lleno de energía creadora, se sintió listo para regresar inmediatamente a sus novelas. "La sauna relaja, calma y devuelve la paz espiritual." Muchas veces en medio de tensas negociaciones las partes han compartido una sauna, para distenderse y llegar luego a acuerdos unánimes y provechosos.

Vivencias: Para la gente atareada, obligada a exprimir cada minuto, la paz de la sauna logra detenerlos en el tiempo. Si algo mide el reloj interno, es sólo la duración ideal de la sesión de sauna. La sauna brinda plácidas vivencias que se experimentan con todos los sentidos. Además es el momento de compartir con los demás, un acto social en el cual la familia o los amigos se reúnen durante un rato al día y charlan sobre lo sucedido durante el día relajadamente.


¿CÓMO TOMAR UN BUENA SAUNA?

El beneficioso efecto terapéutico de la sauna finlandesa no es inmediato, por ello las sesiones deben realizarse de forma regular.

Hay que encender la sauna alrededor de una hora antes de usarla, porque el pequeño radiador que tine tarda bastante en coger la temperatura adecuada, que es de unos 80-110ºC y una humedad del 5-25% HR (Humedad Relativa).

1. Ducha de agua caliente: inicio del proceso de apertura poro.
2. Secarse correctamente todo el cuerpo.
3. Entrada en el habitáculo: No es correcto salir de la misma antes de sentir la necesidad, pero tampoco lo es permanecer en ella sintiendo esa necesidad.
4. Salida de la sauna: Ducha o baño de agua fría, empezando a rociarse por las extremidades.
5. Iniciar fase 3. Fase de repetición de 2 a 4 veces.
6. Fase de reposo: esta fase es importante ya que complementa el proceso de relajación.
7. Ducha de nuevo con agua templada, para eliminar todo el sudor en este caso con jabón.

¡Si se desea, se puede ingerir agua!

 
 
"Somos viajeros cazadores de historias,
coleccionistas de momentos"
 
 
Palacio te escucha
Ventas por teléfono
Chat en línea
Whats APP

Gira tu celular a la posición vertical
para seguir navegando.