INDIA
Ganges, el gran río sagrado de los hindúes.
Texto y Fotos: Sergi Reboredo
 
Nos dejamos arrastrar por su corriente a lo largo de gran parte de sus 2.500 km de recorrido para descubrir algunos de los lugares más emblemáticos y sagrados de la India.
 
 

GANGOTRI, EL NACIMIENTO.

El lugar exacto en el que comienza a fundirse el hielo para transformarse en esa agua divina en la que los hindúes expían sus pecados es una cueva helada llamada Gomukh (Boca de vaca) situada a 4.200 m, en la falda del Himalaya, en el estado indio de Uttarakhand. Tras 2.510 km de recorrido, el Ganges desemboca en el golfo de Bengala, formando con el río Brahmaputra el mayor delta del mundo, el delta del Ganges.

 

RISHIKESH, LA CIUDAD DE LOS YOGUIS.

Es una pequeña población de unos 80.000 habitantes la cual está calificada como la meca internacional del yoga, y así lo delata el bombardeo continuo de carteles, avisos, posters, panfletos y demás medios que ofertan clases y cursos de esta práctica (además de otras terapias alternativas como el reiki o el shiatsu). A esto contribuyeron en gran medida los Beatles cuando en los años 70 se alojaron por una temporada en un ashram de la zona, plasmado es su canción “The happy song Rishikesh”. Desde entonces un tropel de turistas llegan en manadas cada año esperando a que les acepte alguno de los yoguis de consagrada reputación que abundan en la zona para poder pasar el mes practicando las doctrinas de meditación. El transitado puente peatonal Lakshman Jhula y los monos que corretean por los cables de hierro que lo sustentan son la atracción número uno de los transeúntes, que intentan zafarse como pueden de los ataques de los primates en busca de alimento. Junto al puente se encuentra el Templo Shri Trayanbakshwar, uno de los más espectaculares gracias al colorido de sus 13 pisos y las escalinatas situadas en sus orillas donde los peregrinos se bañan y lavan la ropa.

 

AGRA, INDISCUTIBLEMENTE FAMOSA POR EL TAJ MAHAL.

La línea férrea serpentea paralela a nuestros intereses, siguiendo el cauce del río Yamuna, el mayor afluente del río Ganges, que baña la ciudad de Agra, famosa por albergar una de las siete maravillas del mundo: el Taj Mahal. En la actualidad son más de tres millones de visitantes los que cada año acuden para admirar esta obra colosal, paseando por sus jardines desde los cuales se obtiene la mejor perspectiva del mausoleo.

"El Taj Mahal, fué reconocido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1983."

Otra de las edificaciones que no hay que perderse en la ciudad es el Fuerte Rojo, también llamado La Qila, cuya construcción data del año 1565 y que también fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983, siendo concebida como un palacio amurallado rodeado de una profunda fosa que se llenaba de agua del río Yamuna.

 

VARANASI, CIUDAD SANTA ENTRE LAS SANTAS.

El atractivo principal de Varanasi reside en la larga sucesión de ghats para el baño que jalonan la orilla Oeste del Ganges. Los Ghats son los escalones que descienden hacia el río donde los peregrinos se sumergen para limpiar su alma y también el lugar donde se incineran los cadáveres, como por ejemplo el de Manikarnika, el más importante ghat funerario de la ciudad. El mejor momento para visitar los ghats es el amanecer, cuando los peregrinos toman su primer baño. La ciudad vuelve a la animación, la luz es mágica y Varanasi es un lugar exótico. Ricos opulentos, míseros pobres, ancianos, niños, mujeres, comparten su vida en la orilla del río. Juntan sus manos a la altura del pecho, susurran mantras y recogen una y otra vez agua del río en sus cuencos para luego volverla a derramar al río o bañarse con ella. Una vez acabado el baño consiguen un estado de gracia cercano a la pureza e intenta no tocar a nadie ni ser tocado por nadie mientras se dirigen a alguno de los templetes repartidos por la ciudad para seguir con los rezos.

 

KOLCATA, LA CIUDAD DE LA ALEGRIA.

Llegamos a nuestro particular final del recorrido, Kolcata, aunque el Ganges continuará fluyendo unos kilómetros más antes de morir en el Golfo de Bengala. Todo el mundo la recuerda como Calcuta, aunque en el 2001 esta frenética urbe cambió de nombre y pasó a llamarse Kolkata. Es la capital del Estado indio de Bengala Occidental, y alberga a más de catorce millones de personas. Su herencia cultural es asombrosa, ostentando la mayor cantidad de concentración de artistas de toda la India. La ciudad también ha sido hogar de dos premios Nobel, la Madre Teresa de Calcuta, cuya humilde casa se puede visitar, y el escritor Rabindranath Tagore.

Entre 1772 y 1912 fue la capital del Raj británico, algo que queda patente es su esplendor arquitectónico, en el que destaca el Memorial Victoria. Son varios los lugares que no debemos dejar de visitar de esta ciudad además de los ya mencionados, como por ejemplo El Gran Árbol de Banyan, El Jardín Botánico, el Museo Indio, el Templo Kalighat, y el Palacio de Mármol. Todo está preparado para que el turista no se aburra ni un sólo instante.

 
 
"Somos viajeros cazadores de historias,
coleccionistas de momentos"
 
 
Palacio te escucha
Ventas por teléfono
Chat en línea
Whats APP

Gira tu celular a la posición vertical
para seguir navegando.